¡ENVÍOS EN 24H O CUANDO TÚ QUIERAS!

LAS FLORES MÁS FRESCAS Y BONITAS

bombilla

Consejos para cuidar y conservar tu ramo de flores durante más tiempo

Un ramo de flores es un regalo único y especial, ya que cada uno se elabora de forma diferente y simboliza una emoción concreta. Existen ramos para todas las ocasiones, desde regalos de cumpleaños, pedidas de mano o la llegada de un bebé, hasta para recordar a los que ya no están con nosotros.

Sea como sea, querríamos guardar ese obsequio para siempre. Los ramos son perecederos, aunque podemos intentar alargar su vida haciendo que se conserven sanos y frescos durante el máximo tiempo posible. Para ello, no hay más que seguir los cuidados específicos que te proponemos a continuación.

1. Retira el envoltorio que cubre el ramo de flores.

Las flores necesitan respirar, por lo que es imprescindible que, en cuanto te lleguen a casa, les quites el papel o plástico que las envuelven. Este envoltorio cumple la función de mantenerlas firmes durante el trayecto y, aunque le da un toque más bonito, es innecesario y poco productivo una vez han llegado a casa.

2. Corta un centímetro de la base del tallo en diagonal.

Para poder mejorar la absorción de agua de las flores, es importante que cortemos un poco la base del tallo, preferiblemente con cúter o cuchillo, en diagonal. Deberemos repetir este proceso cada tres o cuatro días, siempre que veamos que el tono del tallo cambia de verde a marrón. Con ello, alargaremos la vida útil de las flores, manteniéndolas frescas y crujientes durante más tiempo.

3. Deshazte de todas las hojas que puedan quedar sumergidas en el agua.

Es fundamental retirar todas las hojas que vayan a quedar sumergidas en el agua una vez metamos las flores en el jarrón. De este modo, evitaremos que se pudran y, por tanto, que proliferen bacterias. Si cae alguna posteriormente, cuando las flores estén dentro del jarrón o al cortar los tallos, es importante que la retiremos lo antes posible.

4. Elige un jarrón adecuado, con boca ancha para que las flores puedan respirar.

El recipiente en el que van a estar las flores es uno de los puntos principales para su cuidado. Escoge uno que sea preferiblemente de cristal, ya que ayuda a que pase más luz. Asimismo, no olvides limpiarlo en profundidad, ya que, si quedan bacterias en su interior, las flores podrían marchitarse con mayor rapidez.

Lo recomendable es que el jarrón en el que se conserven sea de boca ancha para que pase el aire entre las flores y con longitud similar al de los tallos del ramo. Si no dispusieras de uno lo suficientemente grande, lo mejor sería separar tu arreglo en dos recipientes.

5. Llena el jarrón con agua fría o del tiempo.

El agua fría es ideal para que las flores, especialmente las de bulbo, se mantengan crujientes durante más tiempo. Es necesario cambiar el agua a menudo, ya sea a diario o cada dos días, sobre todo en el caso de no tener ningún sobre de nutrientes o conservante. La proporción de agua también es importante, asegurándonos de que solo queden sumergidos los tallos.

6. Elige un lugar iluminado y fresco donde colocar tu ramo.

La luz natural y un ambiente fresco favorecen el mantenimiento de las flores. Evita exponerlas a rayos de sol directos, así como a temperaturas extremas. Las corrientes de aire o la calefacción pueden resultar muy perjudiciales, contribuyendo a que las flores se marchiten más rápido. Tampoco es recomendable ponerlas en un lugar cerca de frutas o verduras, ya que estas, al madurar, desprenden sustancias que resultan tóxicas para las plantas.

7. Añade el sobre de conservante para mantener tus flores frescas durante más tiempo.

Con tu pedido, recibirás un sobre con conservante para alargar la vida de tus flores y que estas se mantengan frescas durante el mayor tiempo posible. Puedes racionarlo para añadir un poco en cada cambio de agua.

Si, por cualquier caso, te quedaras sin conservante antes de que tu ramo de flores se marchite, puedes añadir un poco de azúcar al agua. El azúcar también sirve como alimento para las flores, pero recuerda echar poquita cantidad y disolverla antes en agua. Ayuda a alargar la vida de las flores y a mantener su belleza.

De vez en cuando, y como medida esporádica, también puedes:

  • Añadir un par de gotitas de lejía al agua, para evitar que proliferen bacterias.
  • Vaporizar los pétalos con un poco de agua si el ambiente es muy seco. Puedes hacerlo a unos pasos de distancia para que el agua no se acumule en las flores.
  • Si se junta un poco de polvo en las flores debido al paso de los días, puedes pasar una esponja seca para retirarlo con suavidad, tanto por los pétalos como por las hojas.

 

Cuidar de un ramo de flores no es una tarea difícil, pero es necesario prestarles un poquito de atención a diario para que duren frescas todo el tiempo posible. Con los cuidados adecuados, podrás alargar hasta un mes la vida de tu ramo.

Condiciones de servicio
COVID-19

¡Hola!

Imagino que te estarás preguntando si tu pedido te llegará con normalidad, ¿verdad? La respuesta es sí.

Según el decreto publicado por el Gobierno el domingo 29 de marzo, los comercios online, como el nuestro, pueden seguir con su actividad.

Por supuesto, estamos siguiendo las indicaciones del Ministerio de Sanidad con el objetivo de proteger tanto a nuestros empleados como a vosotros, nuestros clientes.

Entre nuestras medidas especiales de seguridad se encuentran las siguientes:

  1. Contamos con diferentes espacios de trabajo para reducir el contacto del equipo al máximo y guardar las distancias de seguridad. Del mismo modo, hemos reducido nuestro número de empleados trabajando al mismo tiempo al mínimo.
  2. Todos nuestros empleados de taller disponen de mascarillas, guantes y geles desinfectantes.
  3. Todos nuestros empleados de oficina llevan teletrabajando en casa desde el jueves 12 de marzo.

 

Del mismo modo, nuestra agencia de transporte garantiza el contacto cero a la hora de entregar el paquete.

Si tienes alguna duda al respecto, puedes enviarnos un email a info@mariflores.es o contactarnos a través de nuestras redes sociales.